Facultad de Psicología y Estudios Generales, ULACIT

Este blog ha sido elaborado para los estudiantes de Psicología de ULACIT y los amigos de esta Facultad. ¡Sean bienvenidos!

sábado, 30 de julio de 2011

La primera sesión de terapia de juego


En todos los casos y formas de terapia de juego, habrá que considerar algunos principios fundamentales:

1. Para empezar, los niños o adultos necesitan un encuadre claro. Una presentación cara a cara, con los ojos a la misma altura, que indique quién es cada uno de nosostros y qué hacemos aquí. Eso significa que con los niños pequeños nos agachamos para que nos miren a los ojos y poder presentarnos.
2. Una breve indicación de reglas, horarios y formas. "Vendremos cada semana en este horario, podemos jugar con todos los juguetes (en el orden indicado según la terapia) pero no podremos llevarnos ninguno a la casa, tampoco podemos golpear o lastimar a nadie con ellos".
3. Para el diagnóstico los juegos seleccionados deber ser muy libres y proyectivos, de preferencia con representación de roles o tareas de desempeño para medir las capacidades.
4. El orden o el cuidado de los muebles no debe ser una limitación de la terapia, por ello es ideal que el lugar donde esta se ejecuta, esté acondicionado de tal forma que los niños puedan jugar de una forma bastante flexible y libre. Sin embargo, se puede llegar a algunos acuerdos sobre cuidado y orden, especialmente en aquellos casos donde este sea uno de los objetivos de la terapia.
5. El ambiente de la sala de terapia debe ser acogedor, muy placentero a los sentidos y adecuado para la edad de las personas que se atienden. Cada una de estas personas debe sentirse en casa y con deseos de volver.
6. El terapeuta siempre se mostrará como un amigo. Debe ser empático y estar dispuesto a jugar, represenar roles de niños, reír y disfrutar de los detalles más sensibles del ser humano.
7. El terapeuta puede dar indicaciones sobre las actividades por realizar o hacer preguntas; pero como toda terapia, entre más espacio y libertad tengan las personas atendidas para hablar, tanto mejor serán los resultados; pues la terapia es un proceso de comunicación sanadora que cada uno construye para sí mismo.
8. Las personas atendidas deberán sentir la libertad de expresarse a través del juego sin ser censuradas, deben tener la posibilidad de elegir, de proponer, de ser creativos.
9. Aún los niños más pequeños deben tener garantía de que se guardarán sus secretos con confidencialidad, a menos de que se trate de información que ponga en riesgo su seguridad. Este es su espacio, es para su comunicación y no para comunicarse con los démas.
10. Cinco minutos antes de terminar, el terapeuta avisará que pronto van a terminara y que podrán verse de nuevo la siguiente semana o sesión programada. El recoger los materiales utilizados dependerá del enfoque y objetivo de cada terapia. Al terminar el terapeuta dará una despedida cálida a las personas con las que ha compartido este hermoso espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada